Entrevista de trabajo ¿Qué me pongo?

El móvil en la mesa, perfectamente colocado en la mejor zona, esa en la que la cobertura marca los cinco círculos de 3G. Y yo... yo enfrente, en el sofá, quieta, expectante ante cualquier novedad telefónica.

Lo confieso, estoy algo nerviosa. He recorrido todas las ofertas online posibles, me he sentado todas estas noches frente al ordenador. Con mi descafeinado con leche de soja y un hielo. Porque me gusta calentar el café, para luego echarle un hielo, pero uno solo, y bebérmelo templado. He leído artículos, me he informado de todas y cada una de las empresas a las que he optado, y ahora estoy aquí. Sentada, esperando, impaciente, sin aparentes cambios faciales, me mantengo firme, serena, pero inevitablemente nerviosa.

Suena, espero, segundo tono, lo cojo, tercero, respondo. ¡He logrado una entrevista! Y ahora la parte esencial, ¿qué me pongo? Para muchos puede parecer algo simple, a lo que no se presta demasiada atención. Sin embargo, el querer trabajar para el sector de la moda implica una mínima imagen acorde a la situación. Por ese motivo el look que escojamos debe ser crucial. Tiene que ser algo que nos defina, que nos haga sentir seguras, fuertes, pero sobre todo que nos permita estar cómodas. Cómodas con lo que llevamos, y a gusto con lo que mostramos. Debe ser un conjunto de prendas elegantes, ni demasiado serias ni demasiado poco serias. Un punto intermedio, por ejemplo, si llevas blazer, opta por unos pitillos o pantalones de pinzas. Si prefieres vestido, lleva chaquetas holgadas, que dejen tu look fluir. Si te gustan las blusas, llévalas por fuera o por dentro con un cinturón. Como podéis ver, las prendas y las mezclas con las que podéis jugar son variadas. Sin embargo, yo os contaré por cuales me decanté.

Pantalón negro, clásico pero seguro. Busqué la comodidad, pero sobre todo le elegancia de un buen básico. Mocasines negros, prácticos y sofisticados, blusa estampada; me gustan los estampados, es fresco y distinto. Sienta bien, y es el toque floral a mi estilismo. El pelo en moño, un recogido me ayuda a sentirme más cómoda y menos preocupada por el cabello. Además proporciona ese punto femenino y delicado. El final lo ponen mis accesorios, bolso shopping, grande , amplio, perfecto para llevar la carpeta con los documentos necesarios, y como no, mis fieles pendientes de plata by Tous, el toque de la suerte, mi joya.

Pantalón negro de pinzas, tipo traje.

Mocasines estilo clásico masculino en negro.

Blusa estampado floral en tonos granate.

Pendientes aro de plata.