¿Hipster o Muppie?

¿Os suena esa famosa generación llamada hipster? Ese pequeño grupo alternativo. Una subcultura asociada a la música independiente. Locos por la moda vintage, amantes del café con leche de avena, soja o todo aquello que este fabricado de manera casera y artesanal. De estética retro. Preocupados por un estilo de vida alejado a lo convencional. Las marcas exclusivas y poco conocidas son su debilidad. Las gafas de pasta, gabardinas, los jeans y el negro son su sello. Un estilo que va más allá de tener la barba larga y el moño en la cabeza. Se trata de una pasión por una cultura particular, una forma de observar la vida de manera distinta. Generalmente su sector es la comunicación, el cine independiente y la comida ecológica.

Una generación que marcó una gran moda durante estos últimos años, convirtiéndose en algo ya no tan exclusivo. ¿Pero... realmente lo sabemos todo sobre ellos? A simple vista parece sencillo hacerse hipster. Muchos se han ido sumando a este estilo de vida, o bien por gustos, o simplemente por moda. Pero tan sigilosa y astuta es la moda que ya se ha acuñado un nuevo nombre para el hipster 2.0.

Muppies, la nueva generación de jóvenes internautas adictos a las redes sociales, preocupados por el deporte, la salud pero sobre todo, por la moda. Su perfil es de mujeres y hombres de entre 25 y 35 años. Esta palabra proviene de la unión de “millenial” (o generación Y, grupo de adolescentes que siguieron a la generación X) y “yuppie” (acrónimo de joven profesional urbano).

Este grupo es característico por sentir afán hacia el deporte, concretamente su plan favorito es el running. Algo típico si tenemos en cuenta que se ha convertido en la tendencia de estos dos últimos años. Por tanto no es de extrañar que sea el deporte destacado de este nuevo público. La comida tiene que ser sana y original. Son fans de internet. Estamos frente a nativos digitales, viven por y para las redes sociales, su vida a través de ella son su mayor hobbie. Les mueve la pasión por las compras online, y no existe otra religión para ellos que el propio trabajo. Económicamente no estamos frente a puestos interesantes del sector de la moda o la comunicación.

Su estilo a la hora de vestir, buscan prendas distintas de marcas poco conocidas, y generalmente de precio medio alto. Les gusta estar sencillos pero eso no quita estar cuidados a la vez. Y para mostrar sus looks no existe otra app mejor que Instagram, esta red social reina para ellos.

Como todos sabemos, la moda actúa de manera implacable. Ella dictamina todo aquello que la rodea. Por eso nos despedimos del termino hipster para dar la bienvenida a la nueva generación en plena tendencia este año, los muppies. Realmente a simple vista no deja de ser otra moda pasajera, pues estos estilos de vida siempre han existido, a pesar de que la industria de la moda se empeñe en resurgir cada año uno distinto.