Vogue Like a Pinting

Moda y arte. Dos palabras que congenian a la perfección. Un mix a toda una vida dedicada a dar vida y estilo a imágenes capturadas un amor por el arte y savoir faire como nunca hayamos visto. Hablamos de la exposición “Vogue like a painting”. Una selección que reúne 61 fotografías de inspiración pictórica realizadas por los mejores fotógrafos que han ido pasando estas tres últimas décadas.

El domingo pasado en TrendyAdvisor cambiamos las oficinas por el mismísimo Paseo del Prado. En busca de moda y arte, recorrimos una de las principales calles de Madrid. Nuestra misión, dejarnos seducir por las imágenes guardadas en los archivos de la revista Vogue que se encuentran expuestas en el museo Thyssen – Bornemisza.

Seguimos el camino marcado, nos deslizamos con la cámara en la mano y la guía en la otra. Fuimos recibidos por una escena de silencio, luego llegó el acceso a la primera sala, y con ella nuestros ojos comenzaron a ver obras reflejadas en modelos perfectamente colocadas, con miradas puestas en siglos atrás, con ropa en alusión a clásicas obras de arte. Me llamó la atención la joven de la perla, sus ojos, su ropa, el ambiente era perfecto, la recreación te trasladaba al original cuadro de Vermeer.

Nos detuvimos imagen tras imagen, nos adueñamos de una exquisita sensación donde la clase y el estilo que sus autores dieron vida a esas fotos era el mismísimo reflejo de la moda a otra escala. La visión de esas instantáneas nos permitió hacernos con una nueva perspectiva de la belleza. La tranquilidad con la que avanzamos por ese pasillo nos hizo ver el arte a través de los ojos de David Sims, Erwin Olaf, Michael Thompson, Mario Testino o Peter Lindbergh entre otros. Nos trasladamos a esas escenas, quisimos formar parte de ellas por unos instantes, capturar su esencia no es tarea sencilla, creemos en eso de que una foto debe tener ese algo especial que te haga mirarla una y otra vez sin cansarte de ellas. Sin tener que desviarte a otra con la inseguridad de no haber captado todo lo que su autor nos cuenta.

Un clima diseñado para cada sala. Un color para cada estado. Algo tan importante como la luz, nos acompañó durante esa casi media hora donde el escenario perfecto estaba formado por aquellas imágenes que juntas, daban vida al papel protagonista de esta obra de teatro, mientras que nosotros cumplimos nuestra misión como fiel espectador.

Esperamos que disfrutéis de las fotografías que más nos han llamado la atención de toda la exposición, y recordaros que si aun queréis verla, estáis a tiempo, estará en el museo Thyssen hasta el 12 de octubre.